viernes, 28 de diciembre de 2012

La Belleza del Hielo…

Después de vivir secuestrada por una intensa faringitis, que me ha mantenido alejada de mis senderos matinales y mis amaneceres mágicos, retomo mis andares. Sigo haciendo kilómetros para cubrir la distancia que nos separa…a pesar del tiempo, a pesar del silencio, a pesar de tus ausencias…
 
Entre dos amantes
los abrazos no son abrazos
son arboles
entre dos amantes
los besos no son besos
son pétalos
entre dos amantes
la vida no es un trayecto
es un camino
porque el amor verdadero
torna fuerte y real
lo pasajero
y poético lo normal
Porque tú eres
yo soy
porque tú estás
yo voy
y en tu sueño
mis ojos cierro
y a tu despertar
mi vida doy.
Entre tú y yo
amor
dos amantes
un camino
y dos pétalos
al viento
lo demás entre tú y yo
un sutil y suave
silencio.
Pablo Román
 
Conserva en tu memoria durante el resto de tus días las cosas buenas que surgieron de las dificultades. Ellas serán una prueba más de tu capacidad y te infundirán confianza ante cualquier obstáculo. Paulo Coelho (Manual del Guerrero de la Luz, p.133)
A.D.A. 2012

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Iniciativa desde Bomberos Quemados… Movilizándonos…Juntos Podemos.

Desde Bomberos quemados lanzamos la siguiente iniciativa; El día 28 de diciembre (día de los santos inocentes), nuestros parques de bomberos amanecerán con una pancarta-muñeco de inocente, (lo más grande que se pueda) como la que mostramos en el archivo adjunto. Tiene diferentes lemas dentro del muñeco, en cabeza brazos y piernas, (PRIVATIZAN TU SALUD, HUNDEN TU EDUCACIÓN, DESAPARECEN TUS DERECHOS, CIERRAN PARQUES DE BOMBEROS, LE DAN TU DINERO A LOS BANCOS, ETC) y un lema central que ocupa el pecho del muñeco donde proponemos un lema común; ¿¿QUE NO ESTABA EN EL PROGRAMA?? ¿¿QUE NADIE LO HA VOTADO?? INOCENTES!!!!.....ya que nos están tomando el pelo como si fuéramos santos inocentes. Os proponemos que se extienda esta forma de protesta, que cada parque de bomberos, cada hospital, cada edificio público, en las viviendas, etc se cubran de "inocentes" el día 28. También vamos a portar un muñeco similar en las espaldas de aquellos trabajadores que estén de cara al público y repartir octavillas (con diferentes explicaciones de lo que está pasando), allí donde estemos ese día. El día 28 extenderemos por twiter fotografías de diferentes pancartas.... Es fácil, es expresivo, es un hilo de unión entre todos, queda con tus compañeros, un poco de trabajo, creatividad, un rato divertido y una protesta!!! PARTICIPA, ÚNETE, SON NUESTROS DERECHOS COMO CIUDADANOS Y TRABAJADORES, ES NUESTRA RESPONSABILIDAD, JUNTOS PODEMOS!!! Abrazos. Bomberos quemados.

A.D.A. 15.09.2012
 

domingo, 23 de diciembre de 2012

Recomiendo…“Manual del Guerrero de la Luz”

El señor Coelho y yo dedicamos este libro mágico a todas las guerreras que me acompañan…la que me alumbró, la que me amadrinó, la que me invita a desayunos caseros y cuida mis plantas, la que me paga los cafés y me regala libretas para dibujar, a las que me lloran y a las que lloro, a las que me cotorrean y con las que cotorreo, a las que me llenan los tupper, a la que me surte de papel y rotus, a las que me ponen los pies en la tierra, a las que vigilan mis pasos para levantarme cuando me caigo, a las que me empujan y a las que tengo que empujar, las que me abrazan y a las que abrazo, a las que me cuidan y a las que cuido, a las que me quieren y a las que no, a las que me hablan y a las que no, a las que me enseñan, a las que llevan la tira ahí y a las recién llegadas, a las guapas (todas incluida yo, ja, ja), a las que me echan de menos y a las que yo echo de menos, a las que me acompañan en el corazón y llenan mi casa de fragancia a rosas, a las que yo llevaré siempre alrededor…A esa inmensa legión de hadas porque sin ellas yo sería una mindungui con “gu”.
 
A.D.A. 2012.
 
video

“Un Guerrero de la Luz es aquel capaz de entender el milagro de la vida, luchar hasta el final por algo en lo que cree y entonces, escuchar las campanas que el mar hace sonar en su lecho.”

viernes, 21 de diciembre de 2012

Interesante pregunta e interesante respuesta...

A.D.A 1992…De vuelta.





- Y tú, ¿de qué te alimentas?

- Pues yo me alimento de la angustia que me asalta cada mañana al despertar. La angustia me encoje el estómago y esto, me quita el hambre.
 
 
 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Algo con substancia.


Ignominia: Del latín ignominĭa. Según la Real Academia de La Lengua: Afrenta pública. No hay más que decir… Hace unos días solicité cita en una asesoría municipal. Nuestro ayuntamiento ha tenido a bien abrir un punto de información gratuito para la ciudadanía dado el cariz que está tomando el tema de la vivienda. Afortunadamente mi caso no es “sangrante”  gracias a que tengo una familia que puede ayudarme y que entro en la moratoria de desahucios…dos regalos de Navidad…La persona que me atendió, amabilísima, se ve que llevaba ya mucho encima a esas horas de la tarde y la pobre aprovechó a  darse un respiro conmigo al ver que mi consulta no era una ignominia lacerante como las que “se come” mañana y tarde. Pues esta gente además de asesorar ciudadanos desesperados, ejerce el turno de oficio. Es decir, mañana y tarde asistiendo a ciudadanos azotados por la maldita crisis. Una vez resuelta y aclarada mi consulta pues aproveché yo también para darle un poquito de aire y preguntarle cómo llevaba estas circunstancias que asolan tantas vidas. Me contó que su colectivo y ella particularmente, estaba agotada moralmente y deprimida, aún cuando tiene un empleo vocacional, más o menos bien pagado para lo que hay, y puede continuar llevando su vida habitual. Me explicó lo doloroso que le resulta llevarse todos los días a casa el dolor, la desesperación y la indefensión de tantos ciudadanos “normales” (que tenían empleo, pagaban sus facturas, ahorraban, pagaban sus impuestos). Me explicó cómo día a día escuchar las desgracias de tantas personas, como el mantener el tipo y la cabeza fría  para ayudar a esta gente le estaba minando la moral de forma progresiva. Me contó confidencialmente, por lo que no nombraré el ayuntamiento ni la oficina donde me atendieron, que están dando información-orientación y derivando a todos los afectados de impagos-desahucios-y demás desgracias directamente sobre cosas que saber,  lugares donde ir y personas con las que contactar, que tenemos a nuestra disposición y que desconocemos. Todo esto claro saltándose competencias profesionales que deberían ejercer otros. Por sus palabras llegué a la conclusión de que el “Padre Estado” está dejando con el culo al aire a todos sus hijos más débiles porque no sólo debería dar cobertura social a TODOS los que se está llevando por delante este marasmo, sino que también debería darles cobertura jurídica…O fomentas el empleo, pones leyes que se cumplan, aplicas la ley a todos y creas riqueza, o amparas a los ciudadanos con ayudas sociales,  formación para reciclarse y reinsertarse profesionalmente, proteges su derecho tener una vivienda y les pones un abogado de oficio para protegerlos de un desahucio que no saben que pueden evitar porque desconocemos todas las opciones que se pueden negociar, que parecen unas cuantas. ¿Por cierto, cuánto nos habrá  costado  la recepción que se ha dado para celebrar el día de la Constitución? ¿No nos la podíamos  haber ahorrado y repartirla entre personas sin recursos? ¿Por qué seguimos viviendo en un mundo de dos realidades?

Desde aquí reitero mi sincero agradecimiento a todas las plataformas ciudadanas, colectivos profesionales y ciudadanos que nos estamos revelando contra esta era de ignominias, desde donde podemos y con los derechos que nos amparan constitucionalmente, porque JUNTOS PODEMOS. Gracias.
DIPINTO DI BLU…Primer Taller Creativo.

Combatiendo las ignominias con Palabras Mayores  III (Estrella Digital): Parados mayores de 50 años, cuando la edad y la experiencia se convierten en un lastre. Más de un millón de personas de este colectivo se encuentra atrapado en un 'limbo laboral' sin poder trabajar ni jubilarse, mientras se ven obligados a subsistir con una ayuda de 426 euros tras agotar el paro. Están parados, tienen más de 50 años y albergan escasas esperanzas de encontrar un nuevo puesto de trabajo antes de alcanzar la edad de jubilación. El elevado desempleo que azota a España se ceba especialmente con los integrantes de este colectivo, una sangría que ha dejado a más de un millón de mayores de 50 años sin trabajo, según datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA). Despedidos, víctimas de expedientes de regulación de empleo o prejubilados, los parados de entre 50 y 64 años se hallan inmersos en un escenario desolador donde su experiencia no es valorada por empresas que sólo buscan rentabilidad y beneficios al menor coste. Apartados del mundo laboral, con la autoestima por los suelos y a la espera de alcanzar la edad para jubilarse, muchos quedan atrapados en un limbo laboral de varios años -en el peor de los casos pueden ser hasta quince-, sobreviviendo con un mísero subsidio de 426 euros, una vez agotada la prestación por desempleo. ESTRELLA DIGITAL se ha puesto en contacto con cuatro parados mayores de 50 años para conocer de cerca el drama de estar sin empleo a una edad madura y con pocas expectativas de reinsertarse en el mercado laboral. “No encuentro nada, estoy desesperada”, cuenta Pilar Recuero, una madrileña de 53 años que lleva tres años en paro. “Al principio guardaba la esperanza de encontrar un nuevo puesto de trabajo, pero ahora, tras ver que pasan los meses y no encuentro nada, estoy cansada de buscar ofertas de trabajo en internet, de que me hagan un perfil en las oficinas del INEM y de que me pongan trabas por mi edad”, asegura apesadumbrada mientras se enciende un cigarrillo en una animada terraza del barrio del Pilar. Casada y madre de tres hijos, se define como una mujer muy válida y currante; no en vano, lleva trabajando desde los quince años. Sin embargo, a los 50 años se quedó por primera vez en paro tras ser víctima de un ERE en la empresa de decoración en la que trabajaba. Acostumbrada toda la vida a compaginar el trabajo con el cuidado de la familia, a Pilar le resulta desolador dedicar toda su jornada a ser ama de casa, puesto que su “meta” no es ser sólo eso, sino que también necesita un trabajo para “realizarse como mujer y ser feliz”. La conversación con Pilar se tiñe aún más de pesimismo al relatarnos las pocas entrevistas a las que ha tenido la oportunidad de ir y ver cómo su futuro laboral se oscurece a medida que pasa el tiempo por culpa de su edad: “Cuando vas a una entrevista, a la que va mucha más gente, y ves que se suelen quedar con la gente más joven y la experiencia no cuenta, te desanimas mucho”. Pilar considera que por ser mayor de 50 años está en el olvido, ya que los jóvenes vienen pisando fuerte y los empresarios rechazan “nuestra experiencia”. No obstante, mantiene un hilo de esperanza si el Gobierno logra revertir la situación económica y poco a poco se van viendo signos de crecimiento para que las empresas empiecen a generar empleo. Pilar pudo beneficiarse del subsidio de los 426 euros hace un año, cuando la edad necesaria para percibirlo eran los 52 años. Sin embargo, el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó el pasado mes de julio elevar a los 55 el límite legal para empezar a cobrar esta ayuda. Esta medida hará más vulnerables aún a aquellas personas que pierdan su empleo con 50 años, ya que cuando agoten sus dos años de prestación por desempleo, se verán condenadas a subsistir tres años hasta los 55 sin ningún tipo de ingreso económico. Esta modificación supone un nuevo jarro de agua fría para los parados mayores de 50 años, después de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobase en enero de 2011 la reforma del sistema de pensiones, mediante la cual elevó, de forma progresiva hasta 2027, la edad de jubilación de 65 a 67 años para aquellas personas que no hubieran cotizado al menos 38 años y 6 meses completos. Además, se modificó el período de cálculo de las pensiones pasando de 15 a 25 años, que se implantará de manera progresiva al ritmo de un año por año hasta 2022. A pesar de las presiones de Bruselas para que España acelere el retraso de la edad legal de jubilación de los 65 a los 67 años antes de 2027, el Gobierno de Rajoy se resiste a ello, consciente del coste electoral que supone. Para tratar de frenar la sangría del desempleo en los mayores de 50 años, el Ejecutivo aprobó el pasado 26 de octubre un Real Decreto, por el que las empresas de más de cien empleados que registren beneficios deberán asumir el coste de los despidos de los trabajadores mayores de 50 años, compensando así al Estado por el gasto que supongan en subsidios y prestaciones por desempleo.
Los parados mayores activos defienden su derecho a trabajar: Ángeles Antón, presidenta de la Asociación de Parados Mayores Activos de Madrid, considera más que insuficiente la medida del Gobierno. Desde su asociación reivindican la creación de bolsas de trabajo específicas para desempleados mayores de 50 años, así como elevar las bonificaciones para que las empresas generen más puestos de trabajo y contraten a personas de esta edad. Ángeles, de 59 años, es desde hace doce meses una parada más en las colas del INEM. Tras haber trabajado como secretaria de dirección en empresas como Michelin, en la oficina de comercial de la Embajada de Cuba en Madrid e incluso en la cocina de un restaurante –según cuenta es una magnífica cocinera-, Ángeles sufrió un despido improcedente en su último trabajo como comercial en una gran empresa. Ésta alegó su despido asegurando que atravesaba una mala situación y por ello se veía obligada a despedir a Ángeles; sin embargo, la compañía siguió contratando nuevos trabajadores. Pese a que el verdadero motivo lo desconoce, esta madrileña del distrito de Vallecas fue despedida y desde entonces no ha tenido mucha fortuna en su búsqueda de empleo, pues sólo ha tenido una entrevista de trabajo en los últimos meses. Por el momento, disfruta del subsidio por desempleo, pero reconoce que cuando se le acabe el panorama será “bastante negro”. A su edad es difícil reincorporarse al mundo laboral y Ángeles ya lo ha padecido en primera persona: “A mí me han dicho que por el precio de un senior contrato dos junior y que somos menos activos porque no nos adaptamos a los cambios”, lamenta Ángeles con gesto de incredulidad. Ángeles intenta imprimir optimismo a su situación: “Soy muy optimista, me levanto todos los días y me miro al espejo diciéndome que voy a luchar por encontrar un trabajo y por aquellos que están en mi misma situación”. Estas ganas de luchar son las que le han llevado a crear una asociación de parados mayores de 50 años en Madrid. Cuenta que la idea –aunque ya le rondaba por la cabeza- le surgió viendo el programa de Jordi Évole en LaSexta, en el que se daba a conocer una asociación de parados mayores activos que había montado una empresa de servicios en Santa Coloma de Gramanet. Se puso en contacto con ellos para recibir ayuda y asesoramiento, y en julio decidió montar una asociación en Madrid para defender el derecho a trabajar de los mayores de 50 años. En la misma cafetería de Vallecas donde nos hemos citado con Ángeles, ella y otras 20 personas, que se hallan en su misma situación, comenzaron a reunirse para sumar fuerzas en la ardua tarea de buscar empleo y dar muestras de cohesión. “Es también una forma de sentirnos útiles y no volvernos depresivos, porque a nuestra edad la mayor dolencia que tenemos es escuchar a todo el mundo decir que ya no valemos para nada”, cuenta muy afligida. Pasito a pasito, Ángeles está logrando dar voz a los que se hallan en su situación; ya se ha reunido con Eva Durán, concejala del distrito de Vallecas, con la subdirectora de Empleo del Ayuntamiento de Madrid y pronto lo hará con la secretaria de Empleo de UGT y CCOO. Conscientes de que el trabajo estable ya es “agua del pasado” y los contratos indefinidos no significan nada, Ángeles y sus compañeros de asociación están dispuestos trabajos puntuales como única alternativa para sobrevivir mientras llega su edad de jubilación. ‘El País’ cumple a rajatabla la reforma laboral del Gobierno: La ha criticado hasta la saciedad, sin embargo el diario ‘El País’ no ha tenido piedad en aplicar escrupulosamente la reforma laboral del Gobierno, poniendo en la calle a 129 periodistas, entre ellos nombres tan emblemáticos como los de Ramón Lobo, Juan José García del Moral, Julián Rojas o Javier Valenzuela. El ERE de ‘El País’ se llevará a cabo con una indemnización de 20 días por año trabajado y con el límite de doce mensualidades. ESTRELLA DIGITAL se ha puesto en contacto con Javier Valenzuela para que nos cuente sus impresiones tras quedarse en la calle. “Me enteré el 10 de noviembre por un correo electrónico del Comité de Empresa. Y el lunes 12 recogí en el periódico mi carta de despido y mi indemnización, y, como en Up in the air, la película interpretada por George Clooney, tuve que recoger de inmediato cuatro trastos y salir de allí a la carrera. Al poco tiempo, me cortaron el correo electrónico de empresa. Además, los documentos que me dieron para inscribirme en el paro no son correctos y mi demanda ha sido rechazada de momento por el INEM”, cuenta Javier Valenzuela. El conocido periodista y escritor granadino asegura que las formas han sido “brutales” y acusa a Juan Luis Cebrián de haber aplicado en ‘El País’ el ERE más duro hasta el momento de la prensa española. De esta forma, Valenzuela, de 57 años, ha recibido 12 mensualidades por 30 años de trabajo y con eso debe alcanzar la edad de jubilación. “Al lado de Cebrián, Pedro J. Ramírez, que hizo en 'El Mundo' un ERE menos feroz, es Pablo Iglesias”, sentencia. Javier Valenzuela ha trabajado durante tres décadas en ‘El País’. En 1986 fue destinado a Líbano como corresponsal de guerra, iniciando así un largo periplo por varios países: Marruecos, Francia y Estados Unidos. También ha cubierto acontecimientos como enviado especial en Bosnia, China, Egipto, Irán, Irak o Sudáfrica, entre otros países, y ha entrevistado a figuras de fama mundial como Nelson Mandela, el Dalai Lama, François Miterrand o George W.Bush. Valenzuela le está muy agradecido a ‘El País’ por haberle permitido llevar una vida aventurera en cuatro continentes y haberse sentido muy a gusto con el tipo de periodismo riguroso, contrastado y bien escrito que proponía este diario. Sin embargo, considera que el ERE del que ha sido víctima es solo una etapa más de la decadencia de ‘El País’. “Este diario lleva años de rumbo errático, pérdida de calidad y ofensas a sus lectores progresistas”, añade. Valenzuela recuerda a ESTRELLA DIGITAL que los argumentos usados por Cebrián para despedirles son “grotescos”. Les ha tachado de “viejos”, “tercera edad”, “zombies” y “analfabetos digitales”, cuando realmente el propio Valenzuela y otros veteranos compañeros que fueron despedidos tienen blogs, páginas web y cuentas en Facebook y Twitter desde hace años. Por otra parte, hace un balance de los últimos años de este periódico y de las causas que han desembocado en el ERE de 129 periodistas: “La gestión de Cebrián ha sido suicida. Ha demostrado una incapacidad manifiesta para afrontar la crisis particular de la prensa impresa derivada de las nuevas tecnologías”. Señala, además, que todo empezó a decaer cuando Cebrián dejó de ser periodista y quiso convertirse en un “tiburón mediático global”. Los grandes beneficios de ‘El País’ –cuenta- se destinaron a compras “disparatadas”, y, como no eran suficientes, Cebrián tiró del entonces fácil crédito bancario. A su edad, Javier Valenzuela no tiene vértigo ni miedo por el futuro que le depara, y asegura que tiene asumido que en los próximos años deberá vivir con bastante estrechez económica. No cree que le vayan a contratar en plantilla, aunque en el mejor de los casos espera poder colaborar en algún medio. Hijo y nieto de periodistas, por sus venas fluye periodismo en estado puro, por lo que no ve su futuro sin hacer otra cosa. “Lo haré donde me dejen y donde pueda; por tierra, mar o aire; en soporte impreso o digital; en prensa escrita o audiovisual". La nueva etapa que inicia también la aprovechará para escribir novelas policíacas. Obligada a jubilarse: Nadie diría a juzgar por su aspecto y, sobre todo, por su espíritu tremendamente joven que María Domínguez acaba de cumplir 63 años. Llevaba en paro casi un año desde que la despidieron de su último empleo como cocinera en un bar, hasta que hace apenas unas semanas decidió jubilarse. Hospitalaria y dicharachera, María nos abre la puerta de su pequeño piso en San Martín de la Vega para contarnos su pequeño gran drama. “Nada, no hay absolutamente nada de trabajo. Llevo todo 2012 buscando empleo y aunque he hecho varias entrevistas para trabajar en hostelería, no me han llamado de ningún sitio; incluso estaba dispuesta a trabajar limpiando o cuidando ancianos”, cuenta con tono amable y distendido mientras acaricia a uno de sus perros. María cobraba la ayuda de los 426 euros, pero con esta cantidad no tenía ni para pagar el alquiler de su vivienda. La única oferta que recibió en todo este tiempo fue para trabajar como cocinera seis horas al día durante seis días a la semana por un escaso sueldo de 450 euros, 26 más de lo que percibe por estar en el paro. Ante la imposibilidad de encontrar un trabajo digno, finalmente se ha visto obligada a arreglar su jubilación. Recibirá una escasa pensión de 534 euros, ya que no tiene los 15 años mínimos cotizados exigidos; sin embargo, ha podido sumar el beneficio de 112 días por cada hijo parido –María tiene cinco- y así poder jubilarse. “Es cierto que si hubiera tenido los 65, me habrían correspondido 668 euros, pero es que tengo muy claro que ya no voy a encontrar trabajo, y si me ofrecen algo será peor de lo que me queda de jubilación”, cuenta convencida de la decisión tomada. A pesar de que le hubiera gustado continuar trabajando porque así se siente más activa, María ve ahora mejor su futuro, con algo más de optimismo porque es sabedora de que si no se hubiera jubilado, su situación económica habría sido muy difícil. Entre sus planes de futuro como nueva pensionista tiene planteado marcharse a Galicia -donde alquilar un piso le costará menos que en Madrid- disfrutar de sus hijos y sus nietos, y llevar a cabo un deseo que nunca ha podido llevar a cabo por trabajo: movilizarse y manifestarse siempre que pueda contra cualquier situación de injusticia en España. Noviembre – 2012.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Magia...

Secuencia mágica de una jornada celeste… A.D.A. 2012

Two Points of View…A.D.A. 2012

Perfection in Sky…A.D.A. 2012

lunes, 3 de diciembre de 2012

El secreto está en la caída…

A.D.A. 2012

 
La presidenta de AMPEM (Asociación de Mayores por el Empleo – Madrid) me permite publicar los próximos artículos bajo el nombre de Combatiendo las ignominias con Palabras Mayores, donde las palabras son mayores por ser claras y concisas. Gracias.
 


Combatiendo las ignominias con Palabras Mayores  II:

Sras./ Sres. Del Consejo de Ministros
Sr. Presidente del Gobierno
Gobierno de España
 
Nos dirigimos a Uds. para presentarnos: Somos un grupo de personas trabajadores desempleados, mayores de 50 años, pero aun lejos de la jubilación, que ante la grave situación que estamos atravesando, hemos creado una Asociación de Mayores por el Empleo, teniendo en cuenta que nuestra presencia en el mundo laboral sigue siendo perfectamente útil y válida y sin embargo, nadie tiene en cuenta a este colectivo, que lo que pretende es continuar su ciclo laboral hasta la edad de retiro del mundo del trabajo y vivir de nuestra ocupación, frente a los subsidios paupérrimos que nos ofrecen, conduciéndonos sin remedio a la exclusión social. En nuestro grupo existen diversos perfiles, la mayoría Licenciados, sin embargo, ninguno optamos por la política como medio de vida, aunque unos y otros, hayamos participado de ella altruistamente y con la sana convicción de que estábamos colaborando a una sociedad más humana, más justa… Hoy asistimos con tristeza y preocupación, a cómo se están dilapidando las conquistas para que los ciudadanos de este país, pudiéramos vivir en armonía y con garantías de los logros adquiridos. Por ello, y porque Uds. que toman las decisiones, y son contemporáneos con quienes suscriben. (Incluso su media de edad es superior), les pedimos hagan por una vez un ejercicio de empatía con el colectivo de mayores de 50 a nivel nacional y que reflexionen. Ustedes, siguen manteniendo un empleo, a pesar de sus edades, gracias a la política, esa que con acierto o sin él, les han llevado a mantener un trabajo excesivamente remunerado, frente a los millones de españoles que no tenemos nada, o al por mayor y siempre con la amenaza de quitarlo, 400 Euros. Serían Uds. capaces de vivir con esa asignación mensual…? Les instamos a hacer lo necesario para fomentar el empleo en nuestro país a nivel general y en particular, a tomar las medidas necesarias para no excluir a ningún trabajador en función de su edad, (En cumplimiento del art. 35 de la Constitución) y en todo caso, fomentar las bonificaciones pertinentes a las empresas, para que contraten a estos mayores de 50 años, llenos de experiencia, responsabilidad y estabilidad, que pretendemos seguir viviendo de nuestro trabajo y no de subsidios, que además gravan las arcas de estado. Madrid, 27 de agosto de 2012. Ángeles Antón García En nombre y representación como Presidenta, de: Asociación de Mayores por el Empleo de la Comunidad de Madrid (AMPEM) ampem.info@gmail.com
 
LA EXPECTATIVA FRUSTRADA…Nací en la década de los 50, concretamente un año más tarde que desapareciera la cartilla de racionamiento en España. Entre 1953 y 1959, cuando empecé a tener uso de razón, no recuerdo que en mi familia se diera una especial necesidad, mi padre tenía trabajo y dentro de un orden, todo era más o menos normal de acuerdo con la época, excepto la falta de libertad. Crecí en un seno familiar, cuyos miembros, padres, hermanas, cuñados, etc. eran mucho más mayores que yo, que nací con mucha distancia de años de ellos. Era la pequeña de ocho hermanas y la mayor de las que vivían entonces, tenía 25 años y la más pequeña inmediatamente anterior a mí, dieciséis. Siempre escuché de todos ellos, la importancia del trabajo y del mismo para cotizar  a la SS. y  asegurar una jubilación.  Según esa tesis, el trabajo nos permitiría vivir entonces y después, cuando ya alcanzáramos la edad del retiro y nuestras aportaciones, nos permitieran seguir viviendo dignamente, sin preocupaciones económicas importantes. Hoy, los que no tenemos trabajo, a partir de los 45 ó 50 años, nos vemos abocados a la máxima exclusión social y al más indigno olvido de nuestros años de trabajo y de luchas por mejorar las condiciones sociales de este nuestro país: ESPAÑA. Los que nacimos en esa generación, y en gran mayoría tuvimos hijos, a los que, en buen número, incitamos a ser estudiosos, poseer una licenciatura, que les permitirá ser buenos profesionales, alcanzando buenos empleos adaptados a sus estudios, ciudadanos cualificados, sin problemas para vivir cómodamente. Hemos vivido durante años instalados en unas expectativas que eran falsas. Para nosotros y para nuestros hijos. Quiénes han frustrado estas legítimas aspiraciones? Quiénes han reventado nuestras vidas y nos mantienen en una incertidumbre asfixiante, que a los mayores nos destierran del derecho a seguir trabajando y a los jóvenes, los que aun tienen oportunidad de encontrar un empleo, éste nada tiene que ver con su sacrificio por el estudio, con su confianza en lo que sus padres les contaron que iba a pasar, si se esforzaban por ser “alguien”? Todo ha sido falso, porque hemos interpretado que “alguien” era quien poseía una carrera y una posición, y en definitiva ALGUIEN, es una persona, formada en buenos valores de educación, generosidad, solidaridad, libertad y respeto al ser humano, independientemente de sus características. Muchos millones de personas somos ALGUIEN, y quienes nos acosan y desprecian con sus farsas y manipulaciones, no son más que títeres, que hoy manejan nuestras vidas, pero mañana, no serán más que un mal recuerdo en la historia de la humanidad. Ángeles Antón (AMPEM)-14 de octubre de 2012.

 
Recomiendo....



Deleitándome en Secuencia de una lectura mágica. …Amor



”El que está enamorado hace el amor todo el tiempo, incluso cuando no lo está haciendo. Cuando los cuerpos se encuentran, es simplemente la gota que colma el vaso”. (Paulo Coelho, “Once minutos”)
 

A.D.A. 2012