domingo, 22 de julio de 2018

Recomiendo…


Fugue / Trampoline… Esta breve pieza de Yoann Bourgeois (8 minutos de duración) ha recorrido el mundo presentándose en los lugares y contextos más diversos: desde el Parlamento sueco hasta la playa de Lido para inaugurar la Mostra de Venecia. Un poema de la ascensión y la caída, un reencuentro con la ligereza y la poética del abandono, donde la simplicidad y la belleza hacen olvidar el riesgo y la proeza. Bourgeois es un apasionado explorador del punto de suspensión, aquel breve instante en que el cuerpo queda suspendido en el aire, ni ascendiendo ni descendiendo. El lugar y momento elegido para mostrar esta pieza (en la que la arpista Laure Brisa interpreta en vivo Metamorphosis nº 2, de Philip Glass) no es casual: los largos atardeceres de verano con una de las mejores vistas del cielo y la ciudad como fondo.


domingo, 24 de junio de 2018

Debajo de mi cama…


Volvía una tarde a mi hogar tras una jornada laboral intensa y tremendamente agotadora…Y cuando cerré la puerta tras de mí…no escuché ese maravilloso sonido del silencio!!!!...???? Como en la lejanía escuché un ligero gorjeo, gimoteo, tenue quejido…cómo describirlo. Superado el desconcierto momentáneo, me propuse ser valiente y buscar el origen de semejante ruido intruso en mis dominios. Sigilosamente fui caminando desde la puerta y una por una recorrí todas las habitaciones con sus recovecos correspondientes, hasta que llegué a mi habitación, templo sagrado de mi cueva donde reina el descanso. Qué cosa osaba ultrajar y  perturbar ese reducto tan íntimo y personal. Pero qué descaro tan grande…Me espeluznó observar que ese infame ruidejo provenía de ¡¡debajo de mi cama!! Agarré el arma que tenía más a mano…una de mis zapatillas con suela de esparto, bien preto y trenzado…Empuñando el arma, me agaché y lentamente fui levantando la bonita colcha de ganchillo de mi abuela y encontré una enorme cosa peluda gimoteando absurdamente. Preparé la zapatilla para asestar un sólo golpe mortal y ¡¡¡ZASSSSS!!!!!! Le arreé con todas mis fuerzas. Una vez liquidado el intruso, y ya con calma me puse a la tarea de recuperar los despojos de semejante bicho y descubrí con estupor y a la vez  alegría, que se trataba de una enorme pena que pensaba crecer cerca de mi corazón…Y fue maravilloso sentir que esa pena ya no tendría la oportunidad de inyectarme el virus de la tristeza.

Moraleja: Matad a las penas rápidamente, que si no crecen y te atrapan. (Un bonito cuento con que nos amenizó Pilar después de una ruta por el embalse de Pálmaces, Guadalajara,,,un lugar precioso). En fin, sean Felices con una F más grande que el Universo…Abrazos de Luz…

A.D.A. 1996

sábado, 9 de junio de 2018

Disculpen Señores de especie porcina…o…Cómo los cerdos campan por un hospital.


La palabra “cerdo” se nos escapa por la boca con cierta facilidad para denominar a energúmenos de nuestra especie…“superior, desarrollada e inteligente”…Cerdo: Hombre sucio, grosero, sin modales. Todas estas definiciones a mí se me antojan  cortas y blandas para poder calificar a seres de una subespecie dentro de nuestra gloriosa especie, que desconoce aspectos tan maravillosos como Respeto, Empatía, Urbanidad, Amabilidad, Solidaridad, Compasión…Parecieran seres de inframundos muy infra, pero resulta que comparten nuestra biología aunque parece mentira. Los humanos conformamos un amplio crisol tanto para lo bueno incluso lo mejor, como para lo malo e incluso lo peor. No como otras especies de nuestro planeta, como los cerdos o puercos, que hacen su vida sin meterse con nadie, y hasta ensuciamos su nombre para hablar de algunos de los nuestros…
Mi actual ocupación laboral me ha llevado a formar parte de una oficina de atención al paciente en un reputado hospital público madrileño. Un hospital público…lugar para cuidar, curar, sanar, acompañar. Lugar de orden, limpieza, salubridad, higiene…donde cada día nos dejamos la piel por dar un servicio de calidad a la ciudadanía, pues el hospital lo mantenemos entre todos con nuestros impuestos. Pero resulta que hay seres que carecen del gen de la EDUCACIÓN y del sentido del DECORO. Carecen tanto que hace unos días nos dejaron un “regalito” en el mostrador de atención al paciente, para comenzar la jornada pensando que a veces somos lo peor dentro de un ámbito donde pretendemos aportar lo mejor. En fin, sean Felices con una F más grande que el Universo…Abrazos de Luz…

A.D.A. 2018

miércoles, 16 de mayo de 2018

Desolación…


Desolación se escribe con una D muy grande. Esta enorme compañera te abraza y te abarca cuando, después de haberlo intentado todo con la mejor intención, ves cómo se desmorona ese todo y te cae sobre los pies. Y te quedas  mirando hacia abajo con cara de circunstancias y una  gigantesca interrogación sobre la cabeza. Y te  miras las mano y las ves cansadas de trabajar y, sin embargo, vacías. Hay que sembrar para recoger, y te dejas la piel con la azada, para que una terrible tormenta lo agoste todo y te deje en medio de la Desolación de una tierra arrasada; y además te dicen “tonto del haba”. ¿Otra vez? Lo calculé todo, lo sopesé todo, lo valoré todo. Hice mi labor y hasta me sacrifiqué; me eché a la espalda más de lo que podía cargar para no quedarme sin mecha…y me quedé a oscuras con las manos quemadas. Saqué fuerzas de donde no creí tenerlas y las encontré ahí para asistirme…esa maravillosa sensación de amparo al encontrar un segundo fondo, como en las cajas de los Magos, con M grande también…
Y fue inútil, todo se malogró. Fue peor que otras veces. Fue con un dolor más intenso. Y fue con Humillación, con H grande…muy grande. Fue con desencuentros terribles. Fue con Egoísmos terribles, con una E grandísima…
Y Desola vino a abrazarme con sus recios brazos y con tanta fruición que me está asfixiando. Sé que sobreviviré a su intensidad. Sé que mis branquias crecerán un poquito más para poder respirar mejor y seguir habitando los fondos de la vida. Lo que no te mata te hace más fuerte y te permite evolucionar. Así que lo bueno de esta historia es que debo de pertenecer  a la élite de mi especie de  tan evolucionada y crecida que estoy…Sean Felices con una F más grande que el Universo…Abrazos de Luz…

A.D.A. 1985